LA IMPORTANCIA DE TENER UN GRAN OBJETIVO PROFESIONAL

 

 

En primero de ADE nos enseñaron que una empresa debía tener una misión y una visión. Veiamos ejemplos de cuales eran las elegidas por algunas empresas y nos hacían entender que para la toma de cualquier decisión en ellas, estas se deben tener muy en cuenta.

Lo que no nos enseñaron es a descubrir nuestros propios objetivos profesionales, eso que nos gustaría mejorar a lo largo de nuestra carrera.

No se trata de un puesto, posición social o salario concretos, ni un proyecto o empresa que quieras crear, sino de que es lo que quieres cambiar o mejorar con tu trabajo a lo largo de tu vida.

No será algo alcanzable. Me explico, cómo proyecto vital que es, no se trata de fijar un objetivo que podamos conseguir, para después intentar otro. Ha de ser algo que puedas medir su progreso, pero que siempre puede ser posible superar. En mi caso es mejorar la experiencia de los huéspedes.

Escribo esto no porque tenga la fórmula para encontrarlo, sino porque me parece fundamental. No te sabría decir exactamente cómo hacerlo, pero te animo a que lo busques incansablemente porque al encontrarlo todo comenzará a tener sentido.

Hay personas que no lo encuentran nunca y van avanzando en su carrera sin rumbo alguno. Haciendo quizá muchas cosas, pero sin un objetivo claro. Lo que suele generar en ellas desmotivación y no ser todo lo valoradas que serian de haberlo encontrado.

Este será tu porqué, algo donde agarrarte cuando vengan mal dadas (que en algún momento vendrán) y lo que te hará evolucionar de forma natural.

Encontrarlo te hace tomar decisiones con más claridad. Ir encontrándote con oportunidades que de repente son  justamente lo que quieres y que ni si quiera las estas buscando.

Para encontrarlo tienes que ser muy consciente de tus sensaciones. Qué es lo que te gusta, que no, con quien quieres trabajar, de que forma, en que eres bueno.

Empezarás a tomar decisiones que te llevan a alcanzar ese objetivo. Te servirá para elegir o descartar proyectos, en función de que estén o no alineados con ese objetivo.

A partir de ese gran objetivo puedes ir creando proyectos u objetivos periféricos relacionados con este. Y entonces puedes imaginar como será tu vida ideal en 3 años  y desde aquí podemos empezar a trabajar en plazos más cortos y definiendo objetivos más pequeños (y ahora si alcanzables) que nos permitan acercarnos a ella. Se trata de que ese objetivo vital nos lleve a realizar acciones concretas hoy.

Pienso en él y siento que aun no he conseguido casi nada, y esto es lo bueno.

 

Photo credit: Shreyas Malavalli

 

No Comments

Post A Comment