Alinear sí, alienar no

 

Esto además de parecer un juego de palabras, es una de las claves de la nueva hospitalidad.

Ya no tiene sentido un trabajo repetitivo, administrativo y alienante para las personas que trabajan en los hoteles. Este tipo de tareas son realizadas de manera más rápida, eficiente y barata gracias a la tecnología.

Los trabajos que permanecerán y serán altamente valorados serán aquellos relacionados con la creatividad y la inteligencia social (no sólo en la hospitalidad sino en todas las industrias).

La variedad de posibilidades de alojamiento que tenemos las personas es cada vez mayor, para destacar tu alojamiento entre todas, la única forma de hacerlo es ofrecer algo que este tan conectado con los deseos y valores de una persona, que no pueda negarse a la evidencia de que esa es su mejor opción.

Para que esto ocurra, la propuesta del hotel debe quedar clara, alineando su concepto, con el entorno y con la personalidad de los miembro del equipo, que deberán ser seleccionadas tendiendo en cuenta sus personalidad, valores y estilo de vida.

Esto hará que la relación con sus huéspedes sea más natural, ya que estarán hablando su mismo idioma y podrán descubrirle los lugares que pueden conocer y proporcionarle las experiencias que saben que gustarán.

Ademas pueden ser las personas que atraigan con sus contenidos a esos clientes, a través de las redes sociales.

Por tanto, tener una estrategia donde cada persona aporte al hotel de forma individual, pero alineada con una filosofía, es crucial a la hora que un hotel evolucione de forma natural.

Debemos de pensar en ello no sólo en equipo interno, sino en todos los potenciales colaboradores.

 

Photo credit: Cecilia Gudin

No Comments

Post A Comment